SharePoint

Skip link


Historia

​​

​El nacimiento de la imprenta produjo, quizá, la mayor revolución en el campo de la divulgación de las ideas, al propiciar el acceso a las mismas de amplios sectores de la población y su posterior concientización.
Con la Independencia de México se logra una más plena utilización de la imprenta. La edición de textos se multiplica y los temas de los mismos se diversifican. Las características peculiares de los impresos del siglo XIX muestran la imperiosa necesidad de crear su propia cultura.

En 1883 cuando se fundó la imprenta y fototipia de la Secretaría de Fomento, la cual vino a satisfacer los requerimientos gubernamentales. Con posterioridad se crearon departamentos tipográficos dependientes de las Secretarías de Hacienda, de Guerra, de Comunicaciones, y, obviamente, de Instrucción Pública; es precisamente por esa época cuando tiene origen en la constitución de los Talleres Gráficos de la Nación.
Los primeros esfuerzos por realizar trabajos de impresión de las dependencias oficiales se remontan a más de un siglo; hacia finales del siglo XIX el Estado creó los Talleres de Imprenta y Fototipia de la Secretaría de Fomento y en 1920 se establecen los Talleres Gráficos de la Nación con sede en la calle de Filomeno Mata número 8.

Posteriormente, la maquinaria de las artes gráficas propiedad del gobierno federal se concentró en el edificio situado en la plaza de la Ciudadela, hoy calles de Tolsá, Enrico Martínez y Tres Guerras en la Ciudad de México, en donde quedaron instalados los Talleres del Diario Oficial, Relaciones Exteriores, Imprenta Editorial de Educación Pública y Talleres Gráficos de la Nación, que fueron fusionados por acuerdo presidencial el 25 de febrero de 1925.

Durante el Mandato Constitucional del General Plutarco Elias Calles es cuando, tras las diversas experiencias acumuladas, se adquiere la conciencia de la imperiosa necesidad de contar con una imprenta gubernamental, es así cuando el 30 de agosto de 1927, publicado en Diario Oficial del 5 de septiembre del mismo año, cuando se formaliza el proyecto de procurar los recursos materiales y el personal capacitado para realizar la labor de posibilitar la máxima divulgación de la ideología revolucionaria del estado.

Las necesidades de que el Gobierno Federal contara con su propia imprenta para la ejecución de sus trabajos exigían reserva y cuidados especiales. Por acuerdo Presidencial, publicado en el Diario Oficial el 28 de diciembre de 1934, se autorizaba a la Tesorería de la Federación pudiera anticipar hasta el 80% del valor de cada uno de los trabajos que solicitaran las dependencias del Gobierno Federal a estos Talleres, práctica que se mantuvo en vigor hasta que se llevó a cabo la reestructuración de los mismos. La entidad adquirió los bríos definitivos y evidentes para su consolidación y expansión.

Por acuerdo presidencial el 13 de enero de 1938, se plantea la constitución de una Cooperativa de Participación Estatal, en que los socios serían los propios trabajadores de los talleres, la que funcionaría apoyada en la estructura del Banco Nacional Obrero y de Fomento Industrial.

El 9 de febrero de 1939, la Cooperativa llevó acabo su Asamblea Constitutiva, en el que se aprobó el nombre de "TALLERES GRÁFICOS DE LA NACIÓN, SOCIEDAD COOPERATIVA DE PARTICIPACIÓN ESTATAL Y RESPONSABILIDAD SUPLEMENTADA".

Al constituirse los Talleres Gráficos de la Nación en Sociedad de Cooperativa de Participación Estatal, con amplio sentido de responsabilidad como parte integrante del Gobierno, como clase obrera y como entidad genuinamente revolucionaria, sus trabajadores se comprometen a brindar su más eficaz colaboración al propósito de laborar por el progreso cultural del país y ratificar vínculos permanentes con la gran central proletaria la Confederación de Trabajadores de México.

Con el crecimiento de Talleres Gráficos de la Nación se inician gestiones para construir el inmueble que tendrá ubicación en el predio llamado Cuartel del Tren de Artillería, dependiente del Departamento de Establecimientos Fabriles y Aprovisionamientos Militares, situado en la Plaza de la Ciudadela, hoy Calles de Tolsá, Enrico Martínez y Tres Guerras de la ciudad de México.
En la construcción de dicho edificio cabe destacar que toda la parte metálica que se empleó fue aprovechada con el material que se tenía proyectado emplear en la edificación del Palacio Legislativo, hoy Monumento a la Revolución, y el relleno de su cimentación, con el cascajo de las obras de remodelación del Sagrario Metropolitano.

Gracias a los trabajadores que a través de todos estos años desempeñaron los puestos directivos, quienes cumpliendo las funciones de consejeros lograron en su tiempo la estabilidad y el avance social de todos los que componen la Sociedad Cooperativa de Participación Estatal de los Talleres Gráficos de la Nación.
Desde entonces hasta la fecha, los Talleres Gráficos de la Nación han sido el baluarte de las artes gráficas en el país.

Hacia 1967 se inició la construcción del nuevo edificio y en 1969 se hizo el traslado a la Avenida Canal del Norte No. 80, en donde hasta la fecha se hallan las instalaciones.

El 10 de febrero de 1994 Talleres Gráficos de México fue creado por el acuerdo presidencial, cómo órgano administrativo desconcentrado de la Secretaria de Gobernación, y de acuerdo, a lo que disponía el artículo segundo de dicho decreto, tendría a su cargo ofrecer y prestar servicios a los sectores público, social y privado y a la población en general, en los diversos renglones de las artes gráficas y de la encuadernación.

La Cooperativa de participación estatal y responsabilidad suplementada, Talleres Gráficos de la Nación, mediante sentencia de fecha 31 de octubre de 1994 se liquidó judicialmente a la Cooperativa de Talleres Gráficos de México.


Última modificación:
16 de junio de 2015 a las 16:31